En la Feria Internacional de la Lectura Yucatán, ahí dijo que la literatura es una conversación y por eso la poesía es literatura

Agencias/Ultimátum
YUCATÁN
Desde adolescente amo la literatura, expresó David Huerta al recibir el Premio Excelencia a las Letras José Emilio Pacheco, en la Feria Internacional de la Lectura Yucatán (Filey) 2018. El poeta dijo en su discurso que la literatura es una conversación y que éstas son experiencias, por eso la poesía es literatura.
En sus palabras recorrió sus principales influencias literarias y poéticas. Desde Kafka hasta Borges, TS Elliot y López Velarde, así como a Sor Juana Inés de la Cruz, de quien dijo: es justicia poética que la mayor figura literaria de México sea mujer.
En el Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI, durante la apertura de la Filey, Huerta comenzó con el recuerdo de la llegada de los hijos de la Revolución a Yucatán en 1936. Entre ellos, su padre, Efraín Huerta. En la entidad conocieron el asesinato de Federico García Lorca, en Granada, España, hecho que los llenó de indignación, tristeza y rabia por ser admiradores de la República española.
La poesía es una estrella cenital de fuego radiante, un elemento de la noche y la luz diurna de nuestros tiempos, expresó. Al igual, la política es cegadora y separó a ese grupo de 1936, pero la poesía los unió, reconoció.
Querían cambiar al mundo, no acomodarse en él. Escribir poemas y generar ideas.
El 2 de octubre tuvo sentido
Al vivir el movimiento estudiantil de 1968 y la matanza de Tlatelolco, el 2 de octubre en la Plaza de las Tres Culturas, David Huerta cuestionó si tuvo sentido. Y sí, tuvo sentido, expresó.
Cristina Pacheco fue presentada como la viuda de José Emilio Pacheco. Al tomar el micrófono, la escritora y periodista manifestó que, desde la edición pasada, no es la viuda. Soy su compañera y amiga.
Reconoció que en el trabajo de David Huerta renacen las palabras de José Emilio Pacheco, que se unen a través del tiempo.
El poeta Jorge Ortega Acevedo presentó al ganador del premio Excelencia en las Letras José Emilio Pacheco. Consideró a Huerta como el mejor poeta vivo de México, porque nadie como él atravesó selvas, desiertos, tundras y cañadas para el proceso de creación estética. Logró una voz propia que maduró y, más que una curva evolutiva, tuvo un trayecto irregular, dijo.
A la inauguración no acudieron los galardonados anteriores. Ni Fernando del Paso, ni Elena Poniatowska, ni Juan Villoro y Cristina Rivera Garza estuvieron presentes.