Dagoberto Zambrano / Ultimátum
TGZ
Este próximo 20 de junio, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Chiapas llevará acabo el debate ciudadano con los candidatos a la gubernatura de Chiapas. La dinámica prevé buscar “las posturas diferenciadas y no tanto el contraste entre las respuestas”, informó Enoc Gutiérrez Cruz, presidente de este organismo.
Explicó que no será un debate entre candidatos, sino un debate de los candidatos con tres públicos diferentes: uno, estudiantes y ciudadanos civiles; dos, expertos en temas como la lucha contra la corrupción, estado de derecho y reactivación económica, y tres, preguntas realizadas por el público de las redes sociales.
Al finalizar el evento una aplicación calificará el desempeño de los candidatos, además tres periodistas analizarán las propuestas planteadas por cada candidato.
“Hasta el momento ya confirmaron Jesús Orantes, Rutilio Escandón y José Antonio Aguilar Bodegas, falta Albores Gleason y Fernando Castellanos”, mencionó.
Por otro lado, de acuerdo a los aranceles que el presidente de Estados Unidos, Donal Trump, pretende imponer a México. Señaló que, “es parte de una política que trata de proteger su economía local, hay que ver en que somos competitivos, por ejemplo, ellos no producen aguacates y nosotros sí”.
Cabe indicar que los aranceles son impuestos que el país de destino cobra a los productos de exportación. “Estados Unidos está aplicando un impuesto mayor aquellos productos que vienen de México, lo cual hace que el precio final al consumidor sea mucho más alto”.
Situación que ubica al país en una posición de desventaja con los países que vendan los mismos productos pero a los cuales no se les aplique los mismos aranceles.
A la entidad, le afectaría, dado que, la papaya, el mango, la caña de azúcar, café sin tostar y la palma de aceite, son parte de los productos que conforman el 90 por ciento de las exportaciones chiapanecas. “Tenemos que ver cuáles son las ventas comparativas que tiene el estado y eficientar los recursos para que nos compren a nosotros y no a otros países”, dijo.
Está política de restricción a la exportación no es benéfica a largo plazo, probablemente fortalezca el mercado interno de EEUU, “pero el que sale perdiendo finalmente es el consumidor. Un ejemplo: en los años 70´s cuando México no producía pantallas de televisión y querías una de color, tenías que ir a la frontera y traerla de contrabando porque no había la posibilidad de una importación legal”, concluyó Gutiérrez Cruz.