“Entran acá con un carrito del año 2000 y de repente tomo fotos en el estacionamiento y todos traen carros muy buenos”, señala la regidora de Tuxtla Gutiérrez Victoria Rincón

Dagoberto Zambrano / Ultimátum
TGZ
Poco más de 56 mil personas integran la administración de Chiapas, según el portal oficial del gobierno. De los cuales solamente 25 (0.04%) funcionarios públicos han declarado la iniciativa 3 de 3.
Impulsada por el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) y Transparencia Mexicana (TM), la iniciativa promueve que los funcionarios y candidatos a puestos de elección popular hagan públicas tres declaraciones voluntariamente: patrimonial, de intereses y fiscal.
En la entidad a través del portal https://www.3de3.mx/?by_federal_entity=Chiapas&declarant_type=public_servant#filtes se observa que hasta el momento han hecho esta declaración dos senadores, cuatro diputadas federales y 19 funcionarios municipales.
En una reciente entrevista, Victoria Rincón Carrillo, regidora del ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez, consideró que lamentablemente la transparencia y la honestidad son valores mal vistos en la administración actual.
La corrupción deambula entre los entes públicos de tal manera que cuando es cuestionada, “te ven como gente rara, en el ayuntamiento sucede mucho, triste porque lo heredarán las nuevas generaciones, ellos lo empiezan a ver normal”.
Comentó, que más de alguna vez ha documentado con fotografías la compra casi inmediata de vehículos de clase alta por parte de funcionarios públicos que recientemente ingresan a laborar al Ayuntamiento.
“Entran acá con un carrito del año 2000 y de repente tomo fotos en el estacionamiento y todos traen carros muy buenos”.
Aludió, que para pedir dicha declaración debe estarse libre de culpa, “por eso mucha gente no participa, le tienen la cola pisada”. No obstante, el SAT y los notarios públicos -apuntó- deben promover filtros más estrictos de seguridad que permitan combatir la corrupción con resultados evidentes.