Se mostraron solidarios con sus compañeros de Chicomuselo a favor de la lucha de los pueblos zoques contra diversas minerías en Solosuchiapa

Gilberto Luna/Ultimátum
CHILÓN
El Movimiento de Defensa de la Vida y el Territorio (Modevite) junto a otros municipios, comunidades y organizaciones, llevaron a cabo en el poblado de Bahajón diversas actividades en el marco del día internacional de los pueblos originarios “Por la libre determinación y la defensa del territorio”, esto con el objetivo de exigir respeto al derecho a ejercer la autonomía en la región.
Pobladores y activistas realizan desde el miércoles 8 de agosto un “Foro por la libre determinación y defensa del territorio” acompañados de sacerdotes y catequistas, donde la mañana de ayer jueves, concluyeron con una marcha partiendo en la zona oriente de la localidad hasta llegar en el centro del mismo finalizando con un mitin, donde participaron más de mil personas.
“Nosotros como pueblos originarios tseltales, tsotsiles, chóles, zoques y mestizos poseemos el derecho primordial de nuestro territorio y nos estamos organizando para defenderlo y construir nuestra autonomía, si para el mundo occidental el sistema de partidos y la propiedad privada son parte de su derecho, para nosotros la Asamblea y los Bienes Naturales son parte de nuestro derecho comunitario”, manifestaron.
Así también se pronunciaron que ya están cansados de las promesas de partidos políticos que solo buscan el beneficio propio”, destacaron.
Así también exigieron al Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Chiapas IEPC, realice todas las diligencias necesarias para que en Chilón, Sitalá y Oxchuc se haga efectivo los derechos a elegir a sus autoridades municipales de acuerdo a los sistemas normativos internos, el cual se encuentra consagrado en el artículo segundo, apartado A, fracción III de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
En ese mismo tenor se mostraron solidarios con sus compañeros de Chicomuselo a favor de la lucha de los pueblos zoques contra diversas minerías en Solosuchiapa, y por la presa trasnacional chilena.
Finalmente, hicieron un llamado a los Pueblos Originarios y la Sociedad Civil a organizarse, cada quien, según su modo, pero con un horizonte común; la libre determinación y la defensa de la vida y el territorio de formas pacíficas.