Patricia Sánchez/Ultimátum

TGZ

Alrededor de 7 millones de pesos adeuda el Ayuntamiento capitalino desde hace más de un año a 25 transportistas de 12 organizaciones, por los servicios de recolección de basura en la ciudad durante el periodo en el que Proactiva dejó de laborar.
Así lo declaró Mario Bustamante Grajales, presidente de la Alianza del Autotransporte del Estado quien ayer firmó un convenio de colaboración con la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (Cmic) para combatir en conjunto este tipo de problemáticas que afectan a ambos sectores en el estado y a nivel municipal.
Comentó que cuando Proactiva se fue a paro fue el Ayuntamiento Municipal quien solicitó el apoyo de los transportistas de volteo para ayudar en las labores de recolección de basura, llamado al que pocos acudieron ya que en trienios pasados los ediles solicitaban sus servicios pero nunca los pagaban.
La Alianza del Autotransporte intervino para que los transportistas ayudarán no solo con esas laboras, también con las de descachar amiento y con el programa municipal “Una calle por día”, sin embargo una vez que terminaron las labores nunca se les pago la cantidad acordada.
Los 07 millones de pesos son únicamente por las labores de recolección de basura ya que no se tienen cifras concretas de cuánto es el adeudo por los otros servicios prestados.
Aseveró que no quieren conflictos pero si exigen el pago de por estos servicios a los transportistas ya que si el edil quiere competir por un nuevo cargo publico primero tiene que dejar las cuentas claras con todos los sectores a los que les adeuda pagos el Ayuntamiento.
“Ya es momento de que sea sensato y finque responsabilidades sobre quienes solicitaron los servicios. No queremos conflictos pero si exigimos los pagos, nadie en el municipios les resuelve la situación a los compañeros y solamente les dan largas para atenderlos”, finalizó el presidente.