Durante la actual administración, temas como la protección al medio ambiente y el combate al cambio climático han sido parte fundamental de la agenda nacional. Los logros obtenidos en la materia, le han valido a nuestro país un amplio reconocimiento internacional, convirtiéndose en líder y referente en la conservación y el desarrollo sostenible.
Hoy, los mexicanos tenemos claro que el crecimiento económico y el desarrollo social, no tienen que ser incompatibles con el cuidado al medio ambiente.
En el ámbito forestal, México es uno de los diez países con mayor superficie territorial cubierta por bosques, con al menos 139 millones de hectáreas, lo que equivale aproximadamente al 70% del territorio nacional.
Según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de 2014, hasta ese año se perdían alrededor de 400 mil hectáreas de bosque por la tala ilegal y el aumento de cultivos irregulares, lo cual era causa de un severo grado de erosión y de la pérdida de grandes extensiones de superficie cultivable.
Ante este escenario, el Gobierno Federal ha implementado diversas acciones para contrarrestar la deforestación e implementar prácticas agrícolas más sustentables.
En el combate contra la tala ilegal, se ha reforzado la vigilancia a través de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), la cual en los últimos cinco años ha clausurado más de 553 aserraderos ilegales y asegurado más de 168 mil 630 metros cúbicos de madera. Como resultado de los operativos se han puesto a disposición a más de 400 personas.
Gracias al fortalecimiento de la vigilancia, se ha logrado disminuir en 51% la pérdida de superficie forestal en nuestro país. Destaca el trabajo realizado en la zona de la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca, donde la tala ilegal ha disminuido en 94%.
Actualmente, México promueve la Certificación Forestal entre los dueños y poseedores de bosques, para garantizar la sustentabilidad en el manejo y producción de recursos maderables, mejorando a su vez la calidad de vida de las personas que viven de las actividades forestales.
En materia de reforestación, la actual administración se comprometió a reforestar un millón de hectáreas con 200 millones de árboles cada año. De 2013 al mes de marzo del presente año, la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), reportó un avance del 90% en la meta nacional de reforestación con 900 mil hectáreas restauradas y cerca de 908 millones de árboles plantados.
Asimismo, se han implementado estrategias para incrementar la eficiencia de reforestación, el índice de sobrevivencia de los árboles plantados aumentó del 33% que se tenía en 2012 al 63%. El objetivo de este año, es la reforestación de 125 mil 225 hectáreas para llegar a la meta nacional.
El 26 de abril pasado se expidió la nueva Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, con la cual se pondrá fin al conflicto entre el sector agrario y el ambiental al no permitir que se realice el cambio de uso de suelo de forestal a agrícola o pecuario. Esta ley regula y fomenta el manejo integral, sustentable y el aprovechamiento de los territorios forestales.
Con el aprovechamiento sustentable de nuestros recursos forestales, se garantizan agua y aire limpios para las nuevas generaciones. Sin duda, la presente administración pasará a la historia por la importancia de sus acciones en materia de conservación y cuidado al medio ambiente.