Alberto García/Pedro Monzón/ Ultimátum

Tapachula

El uso de pesticidas en cultivos como el mango y plátano, han generado una fuerte contaminación en ríos y arroyos que van a parar a los canales de aspersión y al subsuelo, lo que repercute en casos de cáncer en personas, afirman estudios del ECOSUR.
Explican que paralelo a ello, las especies como la flora también sufren las consecuencias de la contaminación, ya que aparte de los pesticidas utilizados en el campo, el sector salud aplica otros más dañinos para abatir el insecto transmisor del dengue.
Asimismo, aseguraron que en próximos días darán a conocer los efectos y cantidades de químicos derramados en cultivos como el mango y plátano, sin tomar en cuenta la contaminación minera en los municipios costeños.
Señalaron que, el uso de los químicos, debe de ser una actividad regulada para evitar contaminación y degradar aún más el medioambiente en los municipios donde los casos de cáncer son por pesticidas utilizados para cultivos agrícolas.
ECOSUR ha llevado a cabo pruebas de la calidad del agua de los afluentes del municipio de Acacoyagua, tras la exigencia de la población ante el incremento del número de casos de cáncer y el resultado fue la presencia de pesticidas en el agua.
El uso desmedido de químicos, no solo lastima al medioambiente, sino también daña la salud humana, acaba con la vida silvestre de la región, así lo manifestó Aparicio Ortiz Pérez, miembro del Comité vecinal avalado por PROFEPA y SEMARNAT.