Patricia Sánchez/Ultimátum

TGZ

El consumo de sustancias tóxicas y etílicas entre los jóvenes a edades tempranas va en aumento, derivado de la falta de atención de los tutores, además del exceso de tiempo libre o de ocio que tienen los adolescentes, por lo que buscan perder su tiempo consumiendo distintos tipos de drogas.
Esto ocasiona distintas problemáticas como la baja autoestima, el incremento en el uso de violencia, la causa de accidente viales o la provocación de riñas, las cuales pueden terminar en la muerte de la persona adicta o de terceras personas.
Por ello, es necesario que el o la joven que esté pasando por un problema de adicción reciba la ayuda necesaria para que pueda superarla, pero sobre todo se necesita que tenga la voluntad necesaria para reconocer que tiene un problema y que quiera ayuda, ya que de lo contrario los tratamientos no serán exitosos, aseveró David García Cáceres, integrante del programa de Salud Integral de la Secretaría de Juventud, Recreación y Deporte (SJRyD).
La desinformación y el no canalizar de manera adecuada las energías y el uso del tiempo libre son otras de las razones que pueden influir para que los jóvenes caigan en el consumo de estas sustancias.
En la SJRyD existen diferentes programas que ayudan a las escuelas a prevenir esta problemática además de que dan canalización a los casos en distintas dependencias o centros de rehabilitación.