En Chiapas se han realizado estos trabajos en diversos municipios desde el año 2011, derivado de programas federales en conjunto con estados y municipios, no obstante, también se han involucrado empresas que han realizado “diagnósticos” fuera de contexto, como lo ocurrido en SCLC

Marco Antonio Penagos Villar/Ultimátum
SCLC
En el año 2011 la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), a través de la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Ordenación del Territorio, continuó con la implementación del Programa de Prevención de Riesgos en Asentamientos Humanos (PRAH) en todo el país, erogando recursos para desarrollar los Atlas de Peligros y/o Riesgos Municipales, tomando como guía las “Bases para la estandarización en la elaboración de Atlas de Riesgos y Catálogo de datos geográficos para representar el riesgo 2011”.
Dicha guía fue a su vez desarrollada con criterios de expertos académicos de la Facultad de Geografía de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), y a partir del 2014, la Dirección General de Ordenamiento Territorial y Atención a Zonas de Riesgo (DGOTAZR) de SEDATU, trabaja de manera conjunta con la Dirección de Análisis y Gestión de Riesgos, la Dirección de Investigación, la Subdirección de Sistemas de Información de Riesgos y la Subdirección de Coordinación, Diseño y Evaluación de Políticas Públicas para la Prevención de Desastres del CENAPRED y la Gerencia de Aguas Superficiales e Ingeniería de Ríos de la CONAGUA, realizándose precisiones tendientes a mejorar los niveles de análisis y estandarizar las coberturas digitales para mantener una actualización constante en su contenido.

El programa en aquel entonces como hasta ahora tiene como objetivos fundamentales:
a)Establecer los lineamientos básicos para diagnosticar, ponderar y detectar amenazas, peligros, vulnerabilidades y estimar los riesgos en el espacio geográfico a través de criterios estandarizados, catálogos y bases de datos homologadas, compatibles y complementarias.
b)Presentar los elementos mínimos para cartografiar que se deben considerar en la elaboración de los Atlas.
c)Proporcionar los lineamientos para la generación, validación y representación cartográfica de la información temática de las zonas de riesgo (previo análisis de peligro-vulnerabilidad).
d)Homologar el diccionario de datos con la finalidad de obtener instrumentos confiables y capaces de integrarse a una base de datos nacional.
e)Hacer posible la consulta y análisis de la información de los diferentes peligros y amenazas de origen natural que afectan al territorio nacional.
Se considera que los objetivos contribuyan a que los usuarios finales del atlas de riesgos sea capaz de ubicar e identificar el tipo y grado de peligros y riesgos existentes de acuerdo con el origen natural de los mismos, tanto a escala municipal como de localidad.
La interpretación de la cartografía contribuirá a detectar, clasificar y zonificar las áreas de amenaza, peligro, vulnerabilidad y riesgo; identificar una correlación entre las zonas propensas al desarrollo de fenómenos perturbadores y el espacio físico vulnerable, considerando los efectos del cambio climático y aspectos tales como infraestructura, vivienda, equipamiento e indicadores socioeconómicos, demográficos, etc.
La correlación evidenciará diferentes niveles de vulnerabilidad desde una perspectiva cualitativa y/o cuantitativa; con ello permitirá establecer las prioridades aplicables a la realización de acciones de ordenamiento territorial, prevención de desastres, reducción de vulnerabilidad, riesgos y todas aquellas relacionadas con el desarrollo sustentable de los asentamientos humanos.
Por tanto, el Atlas de Riesgos, se convertirá en un elemento básico para definir acciones programáticas y presupuestales enfocadas a guiar el desarrollo territorial hacia espacios ordenados y sustentables.
https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/40838/Bases_AR_PRAH_2014.pdf)
Una vez analizado el contenido, metodología, alcances y demás temas a desarrollar de acuerdo a los términos de referencia que en su momento geofísicos y geólogos colegiados en el Colegio de Ingenieros en Ciencias de la Tierra en Chiapas conocimos para participar en la elaboración de tan importante documento rector del desarrollo urbano y obra pública de los municipios de Chiapas beneficiados por el programa, nos entrevistamos con la Profa. María del Socorro Zavaleta Cruz quien era la Delegada de la SEDESOL en ese entonces para manifestarle nuestro interés en complementar, adecuar y enriquecer la Guía Metodológica para elaborar el Atlas ya que como bien se lee está elaborado con una visión geográfica, y si los peligros que íbamos a evidenciar y a estudiar son de origen geológico, geofísico e hidrológico, debería ser un Atlas temático, es decir con calificativos definidos como por ejemplo “Atlas municipal de peligros geológicos e hidrológicos” y no dejarlo abierto en su conceptualización, como sigue estando ahora al denominarlo Atlas Municipal de Peligros y/o Riesgos, entre otros importantes temas.
Se le planteó además que por sus características geofísicas y geológicas todos los Municipios de Chiapas deberían estar considerados con índice global de alto o muy alto riesgo y no únicamente 54 municipios como lo consideraban las reglas de operación de aquel entonces, en el 2017, aumentó a 57 municipios.
Estas mismas propuestas fueron expuestas también en diversas reuniones públicas al Mtro. José Luis Escalera Morfín, Director General de Desarrollo Territorial de la SEDESOL y a Luis Manuel García Moreno, Director General del Instituto de Protección Civil para el manejo integral de riesgos de desastres del estado.
Los municipios beneficiados con mezcla de recursos federales y municipales fueron: Arriaga, Tonalá, Pijijiapan, Mapastepec, Acapetahua, Huixtla, Mazatan, Tapachula, Suchiate, Cacahoatán, Motozintla, Cintalapa, Ocozocoautla, Berriozábal, San Fernando, Chiapa de Corzo, Teopisca, San Cristóbal, Frontera Comalapa, Las Margaritas, Comitán.
Las reglas de operación establecieron que para la asignación de los contratos respectivos se tenía que cumplir con la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionadas con las mismas, además de que la Empresa Contratada por el Municipio debería de contar con el currículum, certificación o antecedente comprobable de capacidad técnica, además de ser una empresa constituida legalmente de acuerdo a las disposiciones contenidas en la Ley.
El 23 de marzo del año 2012, José Luis Escalera Morfín, hizo del conocimiento oficialmente a María del Socorro Zavaleta Cruz de los Atlas Municipales que cumplían con la información solicitada en las bases para la estandarización en la elaboración de los Atlas de Riesgos y Catálogo de datos geográficos para representar el riesgo 2011, en nuestro caso se liberó el oficio en esa fecha y posteriormente se fueron liberando otros municipios.
Cabe destacar que de los 21 municipios beneficiados con recursos federales, solo 11 cumplieron en un principio con dicha normatividad y estos fueron elaborados por empresas consultoras chiapanecas apoyados por especialistas del Colegio de Ingenieros en Ciencias de la Tierra en Chiapas, otros atlas fueron elaborados directamente por investigadores del Instituto de Geofísica de la UNAM.
Sin embargo, 10 atlas municipales fueron observados por la SEDESOL y rechazados en primera instancia, entre ellos el Atlas Municipal de Riesgos de San Cristóbal de Las Casas, municipio que contrató a la Asociación Civil denominada “Ciencia, Integración y Sociedad A.C.” filial de Consultoría Asesoría y Servicios S. A., (CAS), misma empresa que tuvo a su cargo los 10 atlas municipales que fueron rechazados por la SEDESOL por incumplir con el contenido y normatividad.
En aquel entonces Francisco Rodas Santiago, Director de Protección Civil Municipal de San Cristóbal de Las Casas, nos manifestó su preocupación por las observaciones que la SEDESOL les estaba requiriendo solventar con respecto al Atlas, razón por las que nos proporcionó un archivo del Informe final para analizarlo y hacerle los comentarios y propuestas correspondientes, de la misma manera se acercaron otros funcionarios de municipios con la misma problemática.
El 3 de Julio del 2012 hicimos llegar Cecilia Flores Pérez, presidenta municipal de San Cristóbal de Las Casas un oficio de observaciones al contenido del documento y Atlas municipal, mismo que a continuación se anexa.
Entre las principales observaciones que detectamos en el Informe final de dicho documento destacan entre otras las siguientes:
1.- El Capítulo V: Identificación de Riesgos, Peligros y Vulnerabilidad ante fenómenos perturbadores de origen natural, no está desarrollado y este apartado es el principal para conocer los fenómenos perturbadores de origen natural, por ende para poder proponer obras de mitigación.
2.- En la página 8 hacen alusión a la población del municipio de Pijijiapan y manifiestan que la población es de 2,500 habitantes.
3.- En el Cuadro de Identificación Primaria de Peligros (CIPP), se comenta que el nivel de peligro ante un tsunami es muy bajo y en sus observaciones se refieren a intensas inundaciones, o sea que el municipio de San Cristóbal colinda con uno de los 2 océanos de la República Mexicana.
4.- Una vez leído el contenido del documento que nos presentó Protección Civil Municipal y basado en nuestra experiencia consideramos que a dicho Atlas falta de complementar, corregir y solventar un 70% de lo establecido en las bases para la estandarización en la elaboración de atlas de riesgos y catálogo de datos geográficos para representar el riesgo 2011.
Con lo anterior amigos lectores de Ultimátum se demuestra que dicha Empresa CAS o Ciencia, Integración y Sociedad desconocía totalmente del tema a tratar, igualmente ignoraba la guía para desarrollar el Atlas, mucho menos conocía la localización geográfica del municipio de San Cristóbal imagínese nada más ¡Tsunamis en San Cristóbal de Las Casas!
Pero ¿Quién es la empresa “Ciencia, Integración y Sociedad”, A.C.? En su portal de internet aún hoy en día se puede leer que es una empresa altamente calificada en las diferentes disciplinas de la ciencia aplicada e integrada por un grupo de especialistas y científicos con más de 30 años de experiencia en investigación, desarrollo de proyectos, formación de alumnos y alta gerencia. Se encuentra ubicado en la Ciudad de México.
Está integrado por un grupo de especialistas que realizan investigación básica y aplicada, altamente especializadas en diversas áreas científicas y técnicas, como son Geología, Geografía, Geofísica, Geoquímica, Cambio Climático, Meteorología, Atmósfera, Hidrología, Riesgos, Ecología, Contaminación, Oceanografía y Limnología, Percepción remota, Análisis Espacial, Sistemas de Información Geográfica, Estadística y Urbanismo; así, dentro de las áreas sociales, Vulnerabilidad económica, Vulnerabilidad social, Cambio social dirigido, Historia Económica, Psicología Social, Adicciones educativa, así como Derecho, Desarrollo institucional y organizacional, Detección y entrenamiento de talento competitivo (capital intelectual).
Nuestros asociados cuentan con más de 20 años de experiencia en investigación, desarrollo de proyectos, formación de alumnos, alta gerencia, mandos medios.
Además de contar con reconocimiento internacional por publicación de artículos científicos, capítulos de libros y en congresos, conferencias, talleres, nacionales como internacionales.
Algunas de las instituciones con las que nuestros asociados han trabajado en diferentes rubros son: PEMEX, CFE, SEMARNAT, INEGI, CONABIO, CONANP, INE, SAGARPA, CNA, SEDESOL, CORENA, así como con gobiernos estatales y municipales de diversos estados como son: Baja California, Chiapas, Chihuahua, Distrito Federal, Guanajuato, Morelos, Hidalgo, Oaxaca, Tabasco y Veracruz. A nivel internacional se ha participado con la Organización de Naciones Unidas, Comisión para la Cooperación Ambiental entre México, Estados Unidos y Canadá, Universidad de Alberta, Universidad de Texas, y el Inter American Institute of Climate Change (IAI), así como con diferentes organizaciones sociales. (http://cis-ac.org.mx/index.php/quienes-somos/)
En el mismo portal no citan dirección alguna como Domicilio Fiscal o contacto del Apoderado Legal o Gerente General.
Sin embargo en la carátula del Atlas de Riesgos Naturales del municipio de San Cristóbal, se lee la dirección que dice refinería Azcapotzalco No. 11e colonia Petrolera Taxqueña, Delegación Coyoacán México D.F. con email: gortiz@cisac.org.mx.
En las reuniones que periódicamente la SEDESOL desarrollaba en Chiapas para conocer los avances del Atlas, representando a dicha Empresa se encontraba siempre la Dra. Glicinia Valentina Ortiz Zamora quien decía ser Presidenta de dicha asociación civil, mas nunca participaba ni tomaba la palabra.
Al darse cuenta del engaño y mentira a lo que fueron sometidos, algunos municipios rompieron la relación contractual con dicha empresa y recontrataron con empresas Consultoras locales, tal fue el caso de Pijijipan y Mapastepec cumpliendo en tiempo y forma con su compromiso.
A otros municipios, SEDESOL les requirió que regresaran el dinero o que cumplieran con la entrega del Atlas de acuerdo a la Normatividad estipulada, desconocemos si hicieron uno o lo otro.
Lo que sí sabemos es que el Ayuntamiento de San Cristóbal obligó de alguna manera a la Empresa Ciencia Integración y Desarrollo a elaborar correctamente y de acuerdo a la normatividad estipulada por la SEDATU dicho Documento, mismo que se puede consultar por internet libremente:
http://www.anr.gob.mx/PDFMunicipales/2011/vr_07078_AR_SAN_CRISTOBAL.pdf