“En la represión del 2003 nos tiraron los dormitorios y varias instalaciones, desde entonces hemos pedido que se nos reconstruya pero hasta ahora no nos dan ninguna respuesta”

Dagoberto Zambrano / Ultimátum
TGZ
Cerca de 50 Alumnos de la Escuela Normal Rural Mactumactzá, se manifestaron frente al Palacio de Gobierno. Pidieron al Ejecutivo la reconstrucción del dormitorio derrumbado durante la represión que sufrieron en el año 2003, gobierno entonces encabezado por Salazar Mendiguchía.
Sin la intención de decir su nombre, una de las jóvenes manifestantes declaró: “En la represión del 2003 nos tiraron los dormitorios y varias instalaciones, desde entonces hemos pedido que se nos reconstruya pero hasta ahora no nos dan ninguna respuesta”.
Agregó, que los estudiantes de esta institución en su mayoría son hijos de campesinos de escasos recursos económicos, lo cual no debe inferir en las prioridades de las autoridades para brindarles las herramientas básicas, “necesitamos mejor infraestructura para poder desarrollarnos de mejor manera”.
Asimismo, informaron la falta de materiales para los talleres de danza, “también nos dijeron que sí, pero tampoco nos han dado nada”, refiriéndose al Consejo Estatal para la Cultura y las Artes (Coneculta).
Este escenario lo padecen un aproximado de 390 alumnos provenientes de diferentes municipios, como Tapachula, Huixtla, Copainalá, San Cristóbal, entre otros, “La mayoría es de la zona Altos, lugares donde la economía es poca y estudiar otras carreras está fuera de nuestro alcance”.
“Tenemos sueños pero no tenemos la economía suficiente para lograrlos, aunado a eso, nos topamos con que no hay recursos para la escuela por parte del gobierno, da coraje”, mencionó otro de los afectados.
Al señalar que la escuela Normal Rural Mactumactzá adolece de problemas en su infraestructura tras los temblores ocurridos en 2017, “no solo nosotros hemos intentado una audiencia con el gobierno, también las generaciones anteriores, pero tampoco les han hecho caso”.
“La minuta para nuestro internado ya está firmada pero no nos dan un resolutivo; no ha bajado el recurso y no vemos ningún avance ¿qué está pasando?”, culminaron los entrevistados, quienes en todo momento mantuvieron su rostro cubierto.