El debate de lágrimas y risas

Víctor Rumaya/Ultimátum

Conducido por los periodistas Elisa Alanís, Amado Avendaño y Marta Reyes, ante la presencia del notario Bruno Falconi, este 13 de mayo a las 21 hrs. se realizó el primer debate entre candidatos que aspiran a gobernar nuestro estado. Organizado por el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana se eligió un formato pretendidamente novedoso pero que presentó dificultades a los propios candidatos porque fue evidente que el manejo de los tiempos no fue el más adecuado, lo que provocó confusión incluso entre los mismos conductores.
El ambiente de por si confuso que se ha vivido en estas elecciones fue motivo para despertar el interés por este debate, que seguramente fue visto por un gran número de ciudadanos convirtiéndose en una gran oportunidad para exponer la plataforma de gobierno y las propuestas específicas, también fue una extraordinaria ocasión para que los ciudadanos pudieran contrastar las capacidades, propuestas, perfiles y temperamento de cada uno de los candidatos.
Sin duda fue un debate más divertido que el que protagonizaron los candidatos presidenciales pero también fue mucho más deficiente en propuestas. Emulando una antigua historieta que se refiere a las dos caras y géneros principales del escenario teatral: la comedia y la tragedia, este primer debate estuvo para provocar lágrimas y risas.
La comedia fue dominada por el ocurrente candidato independiente, Jesús Orantes, líder cañero que con un discurso completamente desestructurado con su simpleza de conocimiento y dicción rupestre no tuvo empacho en señalar que la corrupción la encarnan los otros tres candidatos y los partidos que representan, sus intervenciones ajenas a todo protocolo discursivo proporcionó el ingrediente jocoso al debate ”ustedes no han resolvido” “me puede repetir la pregunta señorita” en su respuesta que justifica los bloqueos de carreteras; o sus enredos para fijar su postura respecto a la reforma educativa, recordando al clásico “no estoy a favor ni en contra sino todo lo contrario”. De comedia también la presentación apresurada de la declaración tres de tres de los candidatos; la respuesta de RAG ante la pregunta “ Qué se requiere para ser transparente? Respuesta: transparentar” “puros genios diría el clásico” el dislate de Aguilar Bodegas al confundir el sistema penal acusatorio por “sistema de justicia oratoria” el señalamiento de JAAB contra RAG diciéndole que al Senado sólo llegó a dormir y presentar una imagen donde el candidato señalado descansa plácidamente en la curul.
En la careta teatral de tragedia, se vislumbra la realidad de nuestro estado descrita por los propios candidatos: Rutilio Escandón “Chiapas es el quinto estado más corrupto” “Vemos hospitales sin médicos ni medicamentos, no se respeta el derecho humano de la salud” de esta tragedia de la realidad se desprenden los cuestionamientos que los ciudadanos hicieron llegar y las preguntas que los conductores del debate formularon, de ahí se desprenden varias propuestas destacables.
El candidato José Antonio Aguilar Bodegas fue el más echado para adelante y supo leer que esta es una gran oportunidad para un candidato que no posee las estructuras territoriales que si tienen los otros candidatos. Como en el box, asumiendo su posición de retador, debe salir a dar todo y mostrarse como un ponchador, aprovechando su oportunidad para enumerar los éxitos obtenidos en su trayectoria política, desde los lejanos tiempos como presidente municipal en Tapachula, hasta su más reciente cargo como Secretario del Campo, pasando por su papel como diputado y Senador, lanzó un señalamiento directo contra la administración de Juan Sabines preguntándole a Roberto Albores, “si estaría dispuesto a traerlo para ser juzgado” En repetidas ocasiones fue víctima del formato del debate, pues tuvo que interrumpir abruptamente su intervención a casusa de no medir sus tiempos. Propuso transparentar los contratos públicos, evitar la participación de empresas fantasma, protección jurídica a los denunciantes, muerte civil a los corruptos, generar un pacto con los maestros para que se proteja tanto a los maestros como a los niños, promover oportunidades para estudiar fuera de la entidad, desarrollar energías renovables y cuidado de la diversidad, generar 180 mil empleos para egresados de universidades.
Por su parte Roberto Albores utilizó este espacio para mandar spots a los ciudadanos, no desaprovecho oportunidad para reiterar su frase de campaña, no quiso meterse de lleno al debate y pareciera que estaba en otro escenario, insistió en su capacidad para bajar recursos, señaló la necesidad de elaborar un plan de desarrollo y crecimiento, instalar parques industriales, fortalecer las zonas económicas especiales y hacer de Chiapas el estado más importante en turismo, propuso establecer la obligación a funcionarios para presentar declaraciones tres de tres, fortalecer la fiscalía anticorrupción, crear la contraloría social, convocar al acuerdo estatal y consolidar las compras de gobierno.
Rutilio Escandón Cadenas, basó su estrategia en repetir las propuestas más posicionadas de AMLO, señalando los errores de la federación, sin entrarle al debate en realidad, se dedicó a contestar de manera corta y fría, cuando se le cuestionó sobre diversos temas, salió bien librado dando vueltas y sin asumir compromisos, mostró mayor plasticidad corporal tratando de ampliar el ancho de escenario ”les tengo buenas noticias, tenemos un amigo, que va a ser presidente de México y nos va a ayudar para tener un gobierno democrático y sacar juntos adelante a Chiapas y rescatar su dignidad” se pronunció a favor de una fiscalía independiente, gobernar con la participación del pueblo, trabajar de cerca con la sociedad, inaugurar un nuevo gobierno, trabajar por los niños, por la familia, transparentar y cortar de tajo la corrupción y la impunidad, establecer un gobierno honesto y sin corrupción, bajar los altos salarios, otorgar becas para los alumnos, este candidato no hizo uso de sus derechos de réplica y contrarréplica, el tiempo casi siempre le sobró, sintiéndose seguro cerró su intervención mostrando una lámina donde las gráficas al parecer, le favorecen.
Las campañas se van calentando, falta que se definan si las candidaturas comunes serán una realidad, falta que inicien las campañas para alcaldías y faltan varias definiciones al interior de los partidos. El debate con todo y su formato poco funcional contribuye a la discusión y permite conocer un poco mejor las opciones políticas, además nos divierte dentro de la enorme seriedad política que amerita y la tragedia de la realidad cotidiana. La política para lágrimas y risas.

edit.vrumaya@gmail.com