En sesión realizada el jueves por la noche fuera del palacio municipal, regidores y la síndico, acusaron que el edil no ha convocado a sesión desde hace 6 meses. Ahora mandó a tomar la presidencia municipal con un grupo de encapuchados

Leonardo Gutiérrez/Ultimátum
Villaflores
La síndico municipal de Villaflores, Xochilt Patricia Castañón Burguete y el cuerpo de regidores del cabildo, darán posesión a 5 nuevos funcionarios y demandarán penalmente a los que actualmente se ostentan en el cargo por usurpación de funciones, ante la opacidad en que ha incurrido el actual alcalde Luis Fernando Pereyra López.
En sesión de Cabildo efectuada en el parque “Aquiles Serdán”, ocho regidores y la síndico municipal del Ayuntamiento de Villaflores, ratificaron las diversas irregularidades cometidas por el edil Luis Fernando Pereyra López.
Explicaron que sesionaban en el Parque debido a que un grupo de encapuchados, al parecer enviados por el edil, mantienen secuestrada la presidencia municipal, para no permitir el paso a los regidores y síndico inconformes por la mala gestión de la administración de Pereyra López.
Denunciaron que hay un faltante de 83 millones 776 mil 151.42 pesos que de acuerdo al expediente de la Auditoría Superior del Congreso del Estado (041/2016), no ha podido comprobar en los rubros de obra publica y falta de comprobación gasto corriente.
Lo que ha llevado a la ingobernabilidad en la comuna e incluso suman 6 meses sin que se reúna con el cabildo en pleno, por lo que integraron una comitiva para viajar a la capital del país, con el fin de presentar una queja ante la Auditoría Superior de la Federación.
Los integrantes del cabildo, acompañados de ciudadanos y representantes de diversos sectores de esta localidad, respaldaron la decisión de los regidores y de la síndico, pues coinciden en el hartazgo social que prevalece en Villaflores, así como los excesos y abusos del alcalde del partido Mover a Chiapas.
Durante la celebración de la sesión, señalaron que la cuenta pública está firmada hasta el mes de septiembre, pero el presidente únicamente ha entregado hasta el mes de mayo, además que no se han sentado a firmar los meses de octubre, noviembre y diciembre, incurriendo en graves faltas en materia de rendición de cuentas y transparencia ante el Congreso del Estado y el Órgano de Fiscalización Superior del Congreso del Estado (OFSCE).
Dijeron que las acciones de Pereyra López han ido desarrollándose bajo su conveniencia e intereses personales, dejando a un lado su obligación como servidor público y como la primer autoridad de Villaflores, debiendo privilegiar el beneficio común y la aplicación de los recursos públicos en estricto apego a las leyes vigentes.
“El pueblo pide cuentas claras y El Amate para el presidente, porque necesitamos sentar un precedente, estamos hartos de los abusos del alcalde, quien sólo está pendiente de sus asuntos personales y no del pueblo que lo eligió para desempeñarse en el cargo”, afirmó un ciudadano asistente.
Finalmente, un concurrido grupo de ciudadanos afirmó que el pueblo apoya al Cabildo, por lo que –aseguraron- continuarán participando en las diferentes actividades para lograr que el Ayuntamiento trabaje y se designen funcionarios que quieran aportar para el beneficio de todas y todos los villaflorenses.