Gilberto Luna/Ultimátum

SCLC

“Ecología política de la agricultura: agroecología y posdesarrollo”, es el nombre del libro de Omar Felipe Giraldo presentó en la ciudad de San Cristóbal de Las Casas, en su calidad de investigador del Departamento de Agricultura, Sociedad y Ambiente del Colegio de la Frontera Sur (Ecosur), Unidad San Cristóbal.
En el encuentro también estuvieron Alberto Vallejo, investigador del Centro de Estudios Superiores de México y Centroamérica (Cesmeca) y Gerardo González, investigador del Departamento de Salud de Ecosur, quienes realizaron un análisis reflexivo de su lectura.
En su participación, Alberto Vallejo citó al Concejo Indígena de Gobierno (CIG) para contextualizar la relevancia de este libro ante la situación política actual del país y el papel de este Concejo.
“Los pueblos originarios y quienes caminamos abajo y a la izquierda no cabemos en su juego; no por nuestro color, nuestra raza, nuestra clase, nuestra edad, nuestra cultura, nuestro género, nuestro pensamiento, nuestro corazón, sino porque somos uno con la madre tierra y nuestra lucha es porque no se convierta todo en una mercancía, pues sería la destrucción de todo”, señaló.
El trabajo que presenta Omar hace una evaluación de un proceso que ha sido largo y doloroso para la humanidad, que tiene al borde del colapso planetario en términos de un sexto episodio de extinción masiva como le llaman los biólogos a los procesos evolutivos, con el cambio climático y la destrucción de los espacios ecológicos del planeta, provocada por el modelo de desarrollo capitalista imperante en la sociedad.
Los panelistas manifestaron que la ecología es subversiva, pues cuestiona el imaginario capitalista que domina el planeta, rechaza el motivo central de ése, según el destino es aumentar sin cesar la producción y el consumo, muestra el impacto catastrófico de la lógica capitalista sobre el entorno natural y sobre la vida de los seres humanos.
Comentaron también que el libro hace una crítica a la ciencia, pero sobre todo a la tecnociencia, a la modernidad y al consumismo resaltando la importancia de las organizaciones en la construcción de procesos sociales que encaminen a la agroecología.