Se pronunciaron en contra de las organizaciones sociales y exigen se aplique el Estado de Derecho; señalan que no confían en las autoridades que imparte justicia

Yadira Ángel/Ultimátum
Comitán de Domínguez
Luego de la retención de un abogado, funcionario de la Fiscalía de Distrito Fronterizo Sierra, el Colegio y la Barra Comiteca de Abogados, así como la Asociación de Abogados de Comitán, se pronunciaron en contra de las organizaciones y exigieron que se aplique el Estado de derecho.
En un documento que entregaron al Fiscal de Distrito, Darinel Niño Alegría, y que va dirigido a la Fiscalía General de Chiapas, María Susana Palacios García, solicitaron que se realice una reunión extraordinaria de seguridad en Comitán, a la brevedad posible.
Maestro en Derecho, Francisco Javier Simuta Herrera, presidente del Colegio de Abogados A.C de Comitán, señaló se pronunciaron en contra de los acontecimientos que ocurrió en contra de su compañero abogado, Fray Sede Ruíz Mendoza.
“Pero más allá de eso, fue por las constantes manifestaciones brutales de las organizaciones civiles que de una u otra manera, perdemos con ello el equilibrio de la paz, la armonía y la justicia social ante la falta de la aplicación del Estado de Derecho”.
¿Es decir que ahora no solo la sociedad está vulnerable ante las organizaciones sociales?
-En efecto, en las reuniones que tuvimos con el Colegio de Abogados, coincidimos en que las organizaciones ponen falta de seguridad en nuestras personas por motivo de que cuando llevamos nosotros a la víctima y ellos representan a la parte acusada, corremos el riesgo de que nos vayan a sacar de nuestra oficina y entonces ya no tenemos el libre ejercicio de nuestro trabajo.
En ese sentido señaló que ese fue el pedimento a las dependencias de Seguridad Pública  para que se convoque a una sesión extraordinaria en la ciudad de Comitán donde surgen los movimiento más lamentables por parte de las organizaciones, para que se pueda –juntos- sociedad y Estado, buscar alternativas de solución y alternativas de solución para la paz social.
¿A qué le adjudican ustedes esta problemática?
-Como ya lo dije “y lo ha dicho fulano, lo ha dicho mengano”, el hambre política de algunos candidato lo ha provocado, a cambio de darte favores me ofrece o me das mil 500, dos mil o tres mil votos y las organizaciones están “válgase la redundancia- organizadas para esos fines.
“Pero esta situación se revierte de la siguiente manera (…) sociedad, Estado, Asociaciones Civiles y comitecos, podamos tener una asamblea extraordinaria magna en la que manifestemos precisamente nuestra inconformidad y evidenciemos el actuar de estas organizaciones para que nos armemos de valor y con ello poder enfrentar, a la parte de las instituciones, a estas personas”.
¿Confían ustedes en las autoridades que aplican la justicia?
-¡No! y te voy a decir porqué, porque si nosotros confiáramos – que lo hicimos en su momento- pero con el paso del tiempo nos fuimos dando cuenta que fueron rebasadas esas instituciones, tanto la de ministrar como la de impartir justicia por las organizaciones.
“Nos es posible que una organización ponga en la mesa la liberta de alguien que está siendo acusado por un delito grave para beneficiar la liberación de otra personas, pienso que eso es aprisionar a las instituciones y por otro lado es la complacencia de las mismas”.