La caja china

Alberto Ramos García/Ultimátum

Hace unos días recordé aquella película “La Dictadura Perfecta”, una sátira política que critica al sistema político de México y su relación con la televisión, sino la ha visto se la recomiendo; la primera pregunta que plantea es si la televisión (o en estos tiempos cualquier medio de comunicación o red social) impondría al próximo presidente de la República.
La cinta muestra video escándalos de los personajes políticos de la trama, lo que lleva a crear un distractor al que llaman “la caja china”, pues la mejor manera de contrarrestar un escándalo mediático es construyendo precisamente un distractor.
El mexicano no tiene memoria de su historia, por eso está condenado a repetirla hasta que no la olvide, el triunfo de Andrés Manuel López Obrador a escasos dos meses de haberse realizado la jornada electoral, está en duda y muy seguramente sus promesas de campaña queden en el aire.
El pasado mes de agosto comenzó a “destaparse el tamal”, primero, en una reunión con miembros de asociaciones y colegios de ingenieros, el presidente electo dirigió unas palabras al magnate que estaba sentado a unos lugares en la mesa de invitados y anfitriones, nada más ni nada menos que a Carlos Slim: “un gran reconocimiento a un ingeniero que con su esfuerzo, con su imaginación y su talento es un ejemplo en México y en el mundo, por ser uno de los empresarios más exitosos: Carlos Slim que nos acompaña”.
Un reconocimiento que se dio luego de las diferencias que registraron López Obrador y Slim durante la campaña por la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la ciudad de México (NAIM).
Tenemos además la designación de Manuel Bartlett Díaz como director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y la reunión que sostuvo con José Antonio Meade Kuribreña, a quien calificó como una persona “decente y honorable”.
Personajes a los que el tabasqueño había despedazado en discursos de campaña.
La manipulación de los medios de comunicación sobre la sociedad mexicana y el uso de este medio por parte del poder político para fines particulares, son la trama de la película protagonizada por Damián Alcázar, Alfonso Herrera y Silvia Navarro; y es ahí donde surge “hay que echar a andar la caja china”.
Pero ¿qué es la “caja china”? es una caja que cuando se logra abrir, dentro de ella hay otra caja más pequeña, dentro de la cual hay una más, y así sucesivamente, construyendo una cortina de humo.
Un escándalo tapa a otro y cuando se desvanece se genera uno nuevo que mantiene el interés hasta lograr el objetivo; el truco es lograr que el público se distraiga con otra noticia aparentemente más interesante, más macabra o más escandalosa.
Hace un par de días, platicaba y comíamos con dos buenos amigos periodistas, Eric Acuña y Mario Castillo, y entre muchos temas abordamos el regreso de Manuel Velasco como gobernador sustituto a Chiapas; el resultado del análisis fue que “el Güero” es un formidable distractor para Andrés Manuel, tan así que nadie ha cuestionado uno de sus principales proyectos de sexenio, el “Tren Maya”; a excepción del EZLN
La ruta del tren recorrerá cinco estados del sur de la República mexicana: Tabasco, Campeche, Chiapas, Quintana Roo y Yucatán, siendo esta la entidad en que se concentre la mayor parte de la infraestructura; sin embargo, el desarrollo del proyecto costará entre 100 mil y 120 mil millones de pesos y su cimentación podría afectar reservas naturales, zonas arqueológicas y ríos.
Precisamente: “El rosario de promesas”, como dijo el perredista Jesús Zambrano.
Hoy alguien reclama el cumplimiento de las promesas de campaña, y aunque no ha tomado posesión AMLO, ha demostrado que ya manda sobre todo con la renovación de los senadores y diputados federales.
Y entre esas promesas está bajarle los impuestos a la gasolina a la dieta de los diputados federales, retirar al Ejército de las calles, no al nuevo aeropuerto, becas para jóvenes estudiantes, cárcel a la “mafia del poder”.
A principios de su campaña, el político tabasqueño se comprometió a reducir y congelar los precios de las gasolinas, sin embargo, el próximo secretario de Hacienda, Carlos Urzúa señaló que, en términos reales no habrá más gasolinazos, pero que los precios se “acomodarán” conforme a la inflación.
En marzo pasado, en pleno auge de las campañas políticas, Andrés Manuel prometió tasas de crecimiento económico de 4 por ciento anual hasta terminar su administración con 6 por ciento; pero Carlos Urzúa en una entrevista contradijo a AMLO y destacó que se espera un crecimiento económico del 2.5 por ciento para el siguiente año, añadiendo además que se espera un 4.0 a 5.0 por ciento de inflación y un tipo de cambio de 19 pesos.
Contrario también a lo que prometió, la próxima titular de la Secretaría de Gobernación en la próxima administración federal, Olga Sánchez Cordero, dijo que una vez que AMLO tome posesión como Presidente de la República, sí necesitará un sistema de seguridad que lo cuide, “porque lo que está en juego no sólo es su bienestar, sino la estabilidad del Estado”.
Bueno y las consultas ciudadanas podrían realizar por allá del 2021, pues de acuerdo con el Artículo 35 Constitucional, las consultas populares deber ser convocadas por el Congreso de la Unión a petición del presidente de la República o del equivalente al 33 por ciento de los legisladores federales, o impulsadas por el dos por ciento de los ciudadanos inscritos en el padrón electoral.
Además, con base en la Ley Federal de Consulta Popular, la misma se debe realizar el mismo día de una elección federal para que el resultado de ésta sea representativo. Es decir, una consulta de este tipo podría realizarse hasta 2021.
Le suena lo de la consulta para derogar la Reforma Educativa, analizar la Reforma Energética; así como cuestionar a la ciudadanía su pensar y qué hacer en referencia al aborto, matrimonio igualitario y la adopción homoparental.
Durante este poco tiempo, el virtual presidente de México parece haber dejado atrás algunas de sus promesas electorales, ya sea por el discurso moderado que ha adoptado desde su victoria o por las dificultades para llevarlas a cabo.
La transición de cinco meses se está caracterizando por un perfil bajo del presidente saliente, Enrique Peña Nieto, que contrasta con la actividad dinámica de AMLO, quien continuamente ofrece ruedas de prensa, se reúne con su gabinete con gobernadores o recibe delegaciones internacionales.
¿Cómo la ve?

Entre Líneas…

*¿Quién estará atrás de la campaña negra contra Manuel Velasco Coello?*
El Fuego Amigo en Chiapas.
“Si algo queda claro, es que alguien con intereses mezquinos, esta desestabilizando el Estado.* Queda en tela de juicio quién podría ser, si; ¿Rojos? Verdes o Morador? Pero todo lo que esta sucediendo es manipulado.
Los que saben de política, entienden muy bien el contexto, que movilizar gente y realizar acción alguna como la elaboración de mantas sobre un supuesto “Hartazgo” genera un costo, el cuál es pagado por personas que no precisamente son (El Pueblo).
¿Será que toda esta inestabilidad es por los resultados del pasado proceso el 01 de Julio?.
*Urgente que el verdadero equipo de #MVC tome cartas en el asunto y ver de dónde proviene el “Fuego Amigo”.*
¿Serán los Verde Ecologistas, los Rojos de Corazón ? Quiénes estén manipulando a grupos en los diversos municipios.
¿Cómo ve?.

Así las cosas…

Finalmente: Qué gana el ex secretario de Educación, Ricardo Aguilar Gordillo, en publicitarse de qué su regreso es inminente . Y Solo él puede controlar a los maestros de la Sección Siete y Cuarenta, sin embargo, que no se olvide las sendas demandas y denuncia en la Contraloría del Estado , tanto en los gobiernos de Juan Sabines y Manuel Velasco. En la siguiente entrega ampliaremos el comentario
Nos leemos en la próxima.

afuego_lento@hotmail.com