Las opciones de Elba Esther

Alberto Ramos García/Ultimátum

El día de la entrega de la constancia de mayoría a Andrés Manuel López Obrador como Presidente Electo de México nos despertamos con la noticia de la liberación de Elba Esther Gordillo, la ex líder magisterial.
Un acuerdo político o un golpe bajó para dañar la imagen de AMLO antes de asumir la presidencia.
La primera opción nos hace pensar que habría no sólo un pacto de tres: AMLO – EPN – EEG, en donde el acuerdo sería que con el triunfo de Obrador se daría previa la absolución de Gordillo para evitar señalamientos cuando éste arribará a la Presidencia, pues al final, su captura se debió a intereses políticos y no a un proceso legal producto de una investigación.
La noticia difundida en medios locales, nacionales e internacionales, señalan que el primer Tribunal Unitario concedió el martes pasado por la noche la libertad a Elba Esther Gordillo, exlideresa del SNTE.
Gordillo estuvo más de cinco años detenida y el Tribunal le envió una notificación con el decreto de su “absoluta e inmediata libertad” por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero.
Sin embargo será hasta el próximo 20 de agosto cuando Elba Esther comparezca ante los medios de comunicación, pues por el momento se encuentra “emocionalmente indispuesta”.
Por su parte, Olga Sánchez Cordero, quien fue propuesta como Secretaría de Gobernación por AMLO, dijo que la liberación de Elba Esther Gordillo y la entrega de constancia de mayoría como presidente electo a Obrador en el mismo día es una casualidad.
Pero en política lo he escrito muchas veces, no existen las casualidades.
Olga Sánchez precisó a las preguntas surgidas tras el sucesos que, “las resoluciones de los tribunales y la Suprema Corte no siguen tiempos políticos”, y además indicó que detectó varias irregularidades en el proceso en contra de Gordillo.
“En lo personal sí detecté varias situaciones en donde no estaba muy armada y muy fortalecida la acusación”, explicó la también exministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
Y en derecho, nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo delito, así que su absolución resulta muy oportuna ante una transición de poderes.
El golpe bajó a Andrés Manuel resultaría no sólo por la cuestión mediática que sin lugar a dudas se llevo la de “ocho” como decimos en periodismo; la liberación de la exlideresa robó totalmente los reflectores y opaco la entrega de la constancia al recién presidente electo.
Andrés Manuel López Obrador se convirtió en presidente electo luego de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y estuvo acompañado por parte de lo que será su gabinete: para dirigir la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz; Rocío Nahle García, quien es propuesta como secretaria de Energía; la futura titular de la Función Pública, Eréndira Sandoval; el propuesto para ser subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas; así como los próximos secretarios de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, de Turismo, Miguel Torruco Marqués, del Trabajo y Previsión Social (STPS), Luisa María Alcalde, y de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú.
El periodista Víctor Hernández asegura que la liberación de Elba Esther Gordillo no tuvo nada que ver con Andrés Manuel López Obrador y precisa que “fue una combinación de ineptitud judicial del gobierno de Enrique Peña Nieto y jugada del PRI para tapar dos enormes escándalos que estaban poniendo lo poco que quedaba de ese partido”.
El PRD asegura que la liberación de Gordillo fue un pacto entre Peña y AMLO, pero que credibilidad puede tener ese partido cuando formó una alianza con su antagónico, que durante los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón existió la dupla PAN y Gordillo.
También se dice que Elba Esther Gordillo no será aliada de AMLO, sino del salinismo, que es con el que logró su poder político y con el que fácilmente se volvería a aliar si así le conviniera.
En el análisis político que realiza el periodista Víctor Hernández, menciona que fue Vicente Fox quien se convirtió en aliado de Elba Esther Gordillo, y en ese sexenio, aprovechando el desafuero, fue liberado de prisión Raúl Salinas de Gortari, hermano, Carlos Salinas de Gortari.
Posteriormente, con Felipe Calderón , la alianza fue para el apoyo de las bases magisteriales para el panista y nada para Andrés Manuel López Obrador.
“Un año después, como pago por el fraude, Calderón le dio a Gordillo el control de la SEP, del ISSSTE -vía Miguel Ángel Yunes- y de la Lotería Nacional”, cita el artículo.
Para la segunda vuelta de AMLO como candidato a Presidencia de la República, Gordillo forma una alianza con Enrique Peña y Manlio Fabio Beltrones.
Dice Víctor Hernández, “el senador Beltrones dijo que las maestras y maestros de México siempre han sido aliados del PRI y se dijo convencido de que no se suscribirán compromisos que vayan en contra del progreso del país”.
Pero una vez consumada la estafa maestra, Gordillo se opuso a la reforma educativa y comenzó a movilizar a los maestros del SNTE para oponerse.
El resto de la historia ya la conocemos y el desenlace de la alianza se consumó con la liberación de Gordillo, producto de un pacto o una estrategia de golpe, sin embargo, ahora cuáles son las opciones de Elba Esther, finalmente retirarse del escenario o subirse de nuevo al ring.
Habrá que esperar el anuncio que realice el próximo 20 de agosto, justamente el día que se reinician las clases, para ver como pinta el panorama.
Nos leemos en la próxima.

afuego_lento@hotmail.com